sábado, 7 de julio de 2012

Ya no me explico, sólo me expreso

He publicado varias entradas en FB expresando mi rabia, impotencia, intentando animar a la gente a luchar por sus derechos o, por lo menos expresar su descontento con una situación que oprime nuestro presente y embarga nuestro futuro. Y lo he intentado explicar. Grave error.
Acabo de leer una cita de Paulo Coelho que dice:
"No pierdas tu tiempo explicando, la gente solo escucha lo que quiere oír".
Y voy a seguir su consejo, porque me he cansado de intentar explicar algo que la gente realmente no quiere oír.
A tenor de la minúscula cantidad de respuestas a mis entradas en FB, a partir de ahora me ahorraré tiempo y esfuerzo. Sólo voy a expresar lo que siento en mi FB que para eso es mío.
Quien quiera leerlo, que lo lea y si algún extraño ser humano necesita una explicación, estaré encantado de darle mi humilde opinión al respecto, en ese momento sabré que alguien me está escuchando.
Primer sentimiento desnudo y desproveído de explicaciones:
estoy más que harto de sentir la indiferencia a mi alrededor, como somos capaces de seguir viviendo tranquilamente mientras tantas vidas son masacradas y olvidadas. Es un ninguneo colectivo hacia la humanidad. Es cierto que siempre ha habido guerras, hambre, tortura y represión, pero nunca había habido tal facilidad de información como hoy en día. Quien no lo vea es simplemente porque no lo quiere ver. La humanidad está perdiendo su humanidad.
No me voy a explicar, estos son mis sentimientos, decepción absoluta por parte del género humano.
Os dejo dos películas que he visto recientemente y me han impactado en este sentido:
"Exit humanity" y "Detachment".
Si a alguien le interesa verlas, contactadme y os diré como podéis conseguirlas en versión original y con subtítulos en castellano.
Un abrazo a todos

El famoso Anónimo

Bien, prometí otra entrada y aquí estoy.
Se me ha sugerido una entrada sobre el anonimato.
Una de nuestras comentaristas más activas se ha cambiado el pseudónimo a algo con más garra, jajaja.
¿ Porque nos gusta tanto ponernos un pseudónimo cuando escribimos en un lugar público ?
Primera razón obvia, por la razón que sea no nos apetece que se sepa quienes somos. Un blog es abierto a toda la web y nos podría incluso leer nuestro padre, y quizas estemos hablando justamente de él.
Segunda razón, menos obvia; nos permite jugar cualquier rol que se nos ocurra.
Que queremos ser chica, somos chica, que queremos ser el cabronazo que nunca hemos podido ser en nuestra vida diaria, lo podemos ser. Que queremos defender ideas que nunca defenderíamos ni ante nuestros mejores amigos, podemos hacerlo por fin.
Es la manera perfecta de ser quien nos apetezca ser en un momento dado.
Y a mí eso me parece genial, porque los demás nos podemos enriquecer de todo lo que esa persona anónima tiene dentro.
En mi caso, no necesito anonimato porque siempre he dicho todo lo que se me pasa por la cabeza, caiga quien caiga. Me he sembrado alguna que otra enemistad, pero me ha importado y me sigue importando muy poco. Aquel que me desprecie por tener ideas diferentes a las suyas, no me interesa ni como amigo ni como persona.
Otra cosa muy diferente es la de decir cosas que pueden herir a los demás, en ese caso, no necesito un pseudónimo, simplemente me callo la boca y punto.
Pero bueno, cada uno es cada cual y prefiero un anónimo que abre su alma a un amigo impenetrable...
Lo dejo ahí, sin enrollarme más.
¿ Que pensais ?
Un abrazo a todos.